Saltar al contenido

El invierno… ¿Llega de verdad?

¡Comparte con tus amigos!

Un Invierno de poca monta .

AHORRA CON HOLALUZ

USA ESTE CODIGO PARA CONSEGUIR 20€

En invierno, yo trabajo de uniforme, por lo que mi vestimenta está vinculada a mi actividad laboral. Una gran parte de mi jornada laboral se desarrolla a la Intemperie lo que los cambios meteorológicos me afectan de manera sustantiva. Pero lo cierto es que este año, y algún otro anterior el uniforme de verano ha lucido más que el de invierno, nos metemos en noviembre y vamos de manga corta y tostándonos bajo el sol, no viene mal por aquello de no mojarnos en trabajos cuya seguridad no permite determinados trabajos pero esto ya es pasarse.

Camino Nevado invierno
Nevadas ( Pixabay)

 

¿Invierno o mal otoño?

He leído sobre el cambio climático, que unos defienden a rajatabla y otros discuten con exacerbación. También he leído sobre la geoingeniería y no me gusta mucho lo que he leído. Parece que aquellos inviernos en los que camino del colegio nos dedicábamos a romper los charcos congelados a pedradas no volverán. Aquellos abrigos de borra heredados de nuestros primos o hermanos mayores con botones de madera, y esas botas de goma que hoy serían parte de los equipos de protección laboral de empleados del sector alimentario eran rutina y agobio diario.

La facilidad de que un cuerpo se caliente es un principio de la física. Enfriar un cuerpo suele ser "más caro" que calentarlo. ( a mi me decían de pequeño que el verano era para los ricos y el invierno para los pobres). En mi infancia, invierno tras invierno las nevadas eran copiosas y frecuentes, eran el motivo maravilloso por el cual no podíamos ir al colegio, pero paradójicamente si podíamos jugar en la calle a 19 grados bajo cero...tenía narices la cosa.

Las agricultura peligra

 

invierno en el campo
Regadío por Bombeo y aspersión

La cosa es que la agricultura ya no se puede controlar si no es con predicciones a corto plazo, la sequía que nos viene encima, de la que apenas se preocupan los medios de comunicación masivos, hará que todos los alimentos se encarezcan por depender de técnicas de riego forzado mediante el consumo de grandes cantidades de energía eléctrica. En las viviendas el consumo de gas y electricidad parece aplazarse aunque en el cómputo anual al final el gasto es similar. Y además, nos viene el cambio horario.

 

Casa de verano invierno
Mi casa de verano

Esta medida cada vez más inútil y criticada, en principio servía para que industrias y negocios ahorrasen algo de energía lumínica, y que se pudieran aprovechar las horas naturales de luz solar, pero hoy día no es muy útil, ya que las nuevas técnicas de alumbrado de LED reduce mucho los costes de alumbrado tanto público como privado. Más allá de favorecer el stress personal y los retrasos biológicos el cambio de hora parece que apenas aporta nada. A mi me resulta gracioso ver que las luces de las vías públicas siguen encendidas una vez amanece, y se encienden tarde o viceversa. En países como Chile ya no se hace el cambio horario ya que han considerado que resulta más nefasto que útil.

Mujer intentando dormir invierno
Cambio de biorritmos.

El Invierno y la  moda.

La moda de las grandes superficies. Anunciar el cambio de estación como una oportunidad de renovar nuestro fondo de armario persiste. Campañas muy potentes insisten en que las cosas son como toda la vida, y a sus centros comerciales es donde primero llega el otoño, el verano y las demás estaciones que Vivaldi ilustró con su maestría. Es como que se agarran a lo que siempre les ha funcionado y que de alguna manera les hace tener un ciclo lógico de ventas que a los consumidores casi que les está dejando de hacer gracia. Pero uno se excusa en que como " todo el mundo cambia" pues yo también.

Mujer con abrigo de invierno
Ya es invierno, en los anuncios de la tele.

El invierno por lo tanto es para mi entender la estación del año más rentable; para las grandes empresas que venden gas, energía eléctrica, ropa y combustible de coche. Pero todo comportamiento humano predecible es rentable. Nos venden lo que quieren cuando quieren , no pierden por stock, y nosotros reaccionamos bien a sus expectativas. Si jugar en bolsa o trading fuera tan fácil todos seríamos ricos.

Si os parece que el verano es más deprimente que el invierno o viceversa déjame tu comentario, y lo discutimos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *