Saltar al contenido

¡Comparte con tus amigos!

Los españoles cada vez leemos más. Pero.. ¿qué leemos?

Catalogo IKEA
La revista de IKEA

¿ Cómo resistirse a los grandes centro comerciales de nuestras ciudades? Vivimos en un momento en el que no tenemos tiempo para comprar nuestros alimentos, ni equipar con criterio la casa. Nos hacen trabajar de lunes a sábado, y el poco tiempo que nos queda lo tenemos que usar eficientemente. Vamos a Ikea!

Pero no preocuparos. El sistema ya tiene la solución.

Usa tu dinero bien, ven al centro comercial en coche, aunque te pille a 10 kilómetros de tu casa, aunque tengas que ir a la capital; porque aquí con un sólo aparcamiento, ...continúa leyendo "Lecturas de Ikea"

¡Comparte con tus amigos!

Recetas de ahorro

Familiares, amigos, nuestros hijos y padres.Nosotros como pareja. Nos encontramos de nuevo con la meta de encontrar las recetas perfectas para esas ocasiones especiales de Navidad. Y si puede ser ahorrar en calorías, euros y dolores de cabeza.

Las recetas de siempre
Los viejos comercios nos recuerdan la Navidad

Poco tiempo y muchas recetas.

Vemos que se nos echan las semanas encima y aún no hemos optado por la combinación gastronómica de este año, para sorprender, pero al mismo tiempo ajustar costes y aportar elegancia y salud a nuestra mesa. Es decir, darle nuestro toque personal a la casa, y a la mesa. ...continúa leyendo "Recetas y aspectos navideños"

¡Comparte con tus amigos!

El estigma de la Navidad recaerá como cada año.

Cuantos años repitiendo  la frase "Estas Pascuas van a ser las más sanas de mi vida, nada de dejar las promesas para empezar el año..."  Y al final, entre cenas de empresas, comidas de amigos y almuerzos de los de antes, por la excusa del frío invernal, todos caemos en la tentación.

Lo cierto es que mientras que más de la mitad de la población mundial no se puede permitir comer caliente cada día, o por lo menos que sea una comida con nutrientes, sin calorías vacías que a veces producen obesidad sin alimentarse correctamente, el resto abusamos de carnes, dulces, edulcorantes artificiales, y productos que ya no tienen ni siquiera una categoría base, como los alimentos hiperelaborados, concebidos para durar años, o para que se puedan vender congelados, refrigerados y cocinarlos sin cocina, y comerlos sin paladar.

Video de receta con humor.

Yo siempre he dicho que los alimentos mas sanos son los que menos se cocinas, los que mas baratos deberían de resultar y los que de menos trasformaciones necesitan para ser útiles.

 

Calorías vacías en Pascuas

Esto de las calorías vacías es un término que a veces puede confundir. Pero es un concepto que yo considero acertado. Un ejemplo puede ser la cerveza.

Dicen unos y otros que la cerveza engorda, que si no engorda, que si lo que engorda es la tapa que le pones sobre ella. Pero es cierto. La cerveza tiene calorías vacías, es decir aporta calorías sin aportar carbohidratos, ni nutrientes de ningún tipo. Además aunque su alcohol no es muy glucémico, si que hace que se metabolice en azúcar en nuestro organismo en cuanto pasa por el hígado.

Es verdad que la cerveza tiene también muchas buenas propiedades que ya han sido menciondas en miles de artículos.

Meme de las propiedades
Cervezas y maravillas

 

Ahora no vamos a entrar a valorarlos, pero como no; es un valor seguro en estas navidades y una bebida de la que abusaremos seguro en este país. De hecho en estas fechas las grandes  marcas de cervezas lanzan las ediciones de cerveza de Navidad y demás.

Carnes a la Brasa

Las carnes a la brasa son una delicia y por su manera de elaborarse son la mejor opción para eliminar la mayor cantidad de grasa; mucho más que en la sartén, donde conviven con aceites y las propias grasas que desprende la carne. Sin contar los productos de engorde artificial, que van asociados hoy día a casi todas las piezas de animales de ganado.

Asando en pascuas
Asando a la parrilla en Pascuas

 

El pescado en Pascuas.

Lo más tradicional es comer pescado, por respeto a las creencias cristianas que inculcaban que el pez era comida de pobre. Se podía compartir con los demás y que "se podían multiplicar" ; como parte de un milagroso programa de salvación, en una campaña de marketing que hoy día persiste.

Hoy día, el pescado se ha convertido en un alimento casi de lujo. A pesar de que los nuevos sistemas de trasporte, mantenimiento, ultracongelación han avanzado mucho desde aquella época. Pero siempre hay alternativas como el Salmón, la trucha, y piezas de piscifactoría marítima como la lubina o la dorada. No cabe duda de que la carne de pescado más especulativa de estas fechas es el Besugo.

Pescado en pascuas
Cortesia de Flickr

 

En estas pascuas recomiendo volver al pueblo. Comer de lo que nos dé la huerta, matar nuestro propio cerdo, y asarlo como antaño.

Trenzas de pascua
Trenzas de Pascuas

Beber vino de nuestra propia cosecha. Preparar dulces caseros como torrijas o panetes, que no llevan sacarinas, ni edulcorantes venenosos. Una idea para fomentar el turismo rural, que hay dejo caer.

 

 

 

¡Comparte con tus amigos!

La Navidad en familia.

La Navidad es una época del año para pasarla en familia, sentirnos seguros y no bajar la guardia. Es la Navidad una celebración cristiana que por su arraigo social ha evolucionado como todo en base a la economía mundial, aunque de una manera desigual para cada parte del Globo.

Juguetes en navidad
Miles de juguetes en Navidad

Nuestro sentimiento solidario se excita  más en estas fechas; aunque  lo digital está cada vez más presente y las relaciones personales se mantengan durante el año a través de estos medios; estas fechas son proclives a los encuentros familiares y dejar a un lado las desavenencias que nos persiguen meses atrás.

La energía que nos une.

El ser humano es energía, es sentimiento, y por tanto necesita comunicarse y relacionarse con el resto de sus iguales. Las redes sociales demuestran que cada uno de nosotros expresamos nuestros actos compartiendo a casi cada instante lo que hacemos; y casi lo que pensamos. Perdemos intimidad pero ganamos en relaciones con los demás y creo que eso hace rica la Humanidad. Siempre que sea desde un perfil sano y con buena voluntad. Compartir lo que cada uno ha vivido y ha deseado, sirve de experiencia ajena a los demás aunque los caminos de cada uno sean muy variables.

Navidad y Gastos
Juguetes infantiles

Llega la Navidad, y estoy solo.

Los sentimientos son muy distintos cuando hablamos de estar con los nuestros, o por circunstancias de la vida nos encontramos lejos de los nuestros, por trabajo , por voluntad propia o por que el desarraigo nos ha separado de la familia. Yo personalmente he vivido algunas Navidades en las que me encontraba sólo en las fechas más señaladas del calendario, por trabajo, o por que la familia no pasaba por los mejores momentos a nivel relaciones.

Navidad y Tristeza
Las fiestas son a veces malas.

El arrastre social de que parece que hay que pasarlas con amigos y familiares es cruel pues te hace contrastar más aún tu situación con la de los demás, creándote un vacío que te roba energía. Yo en estos casos, recomiendo planificar las fechas y animarse a hacer turismo. 

No te deprimas.

De nada sirve quedarse en casa sólo, si no vas a recibir a nadie. Toma las riendas de tu vida y convierte estas deprimentes fechas en algo positivo. Viaja, conoce gente, y aprende cosas nuevas. La vida está para eso, y si aprovechando ese impulso maravilloso que es la iniciativa; te presentas en casa de alguien que hacía mucho tiempo que no veías, quizás te puedes encontrar con una grata sorpresa.

Los niños unen a la familia.

Yo tengo hijos, son lo que más amo en esta vida. Más cuando no tenía familia propia tenía sobrinos, aunque a algunos los denominaba así no siendo de mi sangre. A hijos de mis amigos y algunos compañeros de batalla les trataba como sobrinos míos. Recuerdo alguna Navidad en la que me preocupaba de que recibieran sus regalos en Reyes y Papa Noel, con todo el cariño de mi corazón. Dicen que al que no tiene hijos, el diablo les da sobrinos, pero a mi me querían como a un tío de "verdad".

Amigas y navidad
Navidad y Amistad

Seguros en Navidad.

La navidad es una excusa más para unir a la familia, pero cuando tienes hijos sobrinos o nietos, haces aún más fuerza en que todo salga bien; que podamos encontrar un rato en cada día para preparar detalles, para que los niños vivan estas fechas con ilusión.

Porque hace muchos años nosotros también lo fuimos y aquella sensación de escribir una mágica carta que podía con suerte hacerse realidad, y levantarte ávido de curiosidad por saber si los Reyes Magos o Papá Noel hubieran entrado en tu casa. Todo era posible en Navidad.

Adornos de navidad
Adornos de Navidad

Marketing insuperable.

No cabe duda que esta religión cuasimasiva que es el cristianismo ha conseguido cuotas de seguimiento sin parangón. La televisión y las redes se inundan de luz y felicidad artificial a base de energía eléctrica. Los servidores de internet se colapsan por las búsquedas de regalos y de detalles que el mundo digital nos ofrece  y nos facilita la vida cada vez más. El reto de acertar con el regalo perfecto nos acecha y al tiempo nos llena de ilusión.

Lo cierto es que la religión ha servido de lanzamiento de este fenómeno pero al final ha sido superada por su criatura económica; que ha devorado el original sentimiento de celebración.

Para los que creen que un niño (Buda, El Dalay Lama, o Cristo) llegó con una blanca Voluntad al mundo para salvarlo de la mala insidia de hace 2017 años; piensen lo que le esperaba a la Humanidad 2000 años después.

¡Comparte con tus amigos!

Maldito ascensor.

Esa máquina mezcladora de personas que se asemeja a los proyectos de maquinas futuristas que nos hacían pensar en los 80's que podríamos teletrasportarnos sin apenas gastarnos la suela de los zapatos, a los lugares más rutinarios y habituales, o a aquellos que nuestra imaginación pudiera alcanzar.

Malditos 34 segundos que tengo que convivir más hacinado que con mis seres queridos con personas que no me he preocupado en 20 años absolutamente, ni lo pienso hacer en los próximos 20. Reconozco que tengo ciertas relaciones de amistad con algunos vecinos por afinidad laboral, por estar en el mismo escalafón social o por tener algún vecino como enemigo común. Lástima, pero hoy día es así. La afinidad se crea por compartir enemigo, no objetivos sanos. Reconozco que no soporto subir con algunos vecinos por su olor corporal, por su halitosis, por su manera de mirarme o por que aprovechan para inferir en mí el estado actual de mis cosas. Estamos hablando de un ascensor, no de un muro de Facebook.

Buenos lugares
Portas de una casa con su chimenea y su leñero.

 

¿Buenos dias?

Apenas un "buenos días", y accionamos la botonera del elevador para comenzar una conversación, que antaño se extendía por el rellano, y hoy día segamos con la excusa de que el automatismo de la puerta nos impide seguir siendo humanos. Solo una necesidad real de quejarnos sobre un uso común o un chismorreo de una tercera persona impide el final de carrera de la puerta motorizada. Apenas llegamos a nuestro hogar hacemos reset al compás del portazo. Vivimos en la burbuja que nosotros hemos ayudado a crear y que creemos que es la mejor manera de protegernos de nuestra propia verdad. Pero bueno, vivimos en "comunidad" y eso está bien. Lo cierto es que hoy día convivimos con personas que apenas conocemos, pero que parecen similares y nos sentimos seguros por ello.

En mi barrio natal apenas se cerraban las puertas durante el día; todos entraban y salían de las casas de los demás vecinos y muchas veces cenábamos juntos en una casa o en otra, en su patio o en el mío. Los críos saltábamos las tapias de las casas para juntarnos a pegarle fuego a un bote de gasolina encontrado en un solar y así freír una lagartija. Si regábamos un patio, aprovechábamos la manguera para remojar el caluroso patio del vecino, y si barríamos nuestra puerta sacudíamos el felpudo de nuestra anciana vecina de rellano, cuya salud impedía hacer según que esfuerzos.

Buenos deseos.

Pero eso se veía compensado con la sabiduría común que se creaba en esos patios de vecinos, en esas "corralas" que tanto ingeniero han criado y tanto traficante del 3 al 4º... Lo que no sabía un vecino lo sabía otro y eso era una verdadera colmena humana que anteponía la colaboración desinteresada a los intereses individuales.

Deberíamos aprender de quien conserva estas tradiciones y conservan la mentalidad de colaboración que hoy día es tan necesaria para crear una mentalidad colectiva desde una conciencia del individuo, siendo consciente de pertenecer al gran muro humano sin perder la identidad de ser ladrillo.