Saltar al contenido

Las facturas de gas en pleno invierno.

La dirección dice no conocer estas prácticas.

La compañía Naturgy, como comercializadora de Gas y luz en España, y muchas otras, estan recibiendo como reales lecturas realizadas de manera poco profesional por parte de las contratas que trabajan para el distribuidor Nedgia. Asi lo estamos confirmando a través de muchos clientes que reclaman la lectura real de cada mes.

Los negocios de las contratas.

Los contadores de gas aún deben ser leídos insitu y por personal cualificado y autorizado. Al contrario que en distribución eléctrica  la telegestión, es decir la red de información de lecturas o cambios de potencia no está disponible en la red de gas. Esto supone que muchos empleados de ETT´s que trabajan en eso tengan unos ridículos sueldos que además son básicos más comisiones por lecturas reales.

Ahora te ponen a ti de lector y así pagan menos sueldos.

Tu pagas, tu trabajas.

Aquí empiezan parte de los problemas. Muchos cuartos de contadores de Gas están ubicados en azoteas, a las que hay que acceder a veces de modo poco seguro, o simplemente la puerta no tiene una cerradura o candado normalizado.

Los lectores deben acceder de modo real y tomar nota de cada uno de los contadores mediante un TPL o dispositivo oficial y cobran un complemento por cada lectura real. Si pasan estimadas no las cobran. En el dispositivo son ellos quien marcan en un icono si es real o estimada.

Las lecturas reales, del futuro.

Como podréis observar, en invierno se incrementa el gasto de Gas y luz, y son estos meses los que además aprovechan las compañías para "actualizar" el precio de las materias fluyentes. Si a esto le acompañamos una especulación masiva sobre nuestros contadores, el volumen de ingresos de las compañías se vuelve brutal.

Muchos nos han hecho llegar sus facturas para cotejar la lectura, pues llevan meses sin saber nada del señor que les toca en el timbre para pasar a leer el contador o contadores de Gas, y sin embargo reciben lecturas reales en su suministro.

¿ Qué dice la ley?

La ley dice que si no hay acceso al contador durante 3 ciclos de lectura seguidos se debe informar al cliente para que ponga medios o facilite el acceso.

Pero también dice que no se pueden hacer más de 2 lecturas estimadas al año, por lo que si el cliente recibe más de 2 lecturas no reales, tiene derecho a refacturación por parte de su comercializador.

Lo gracioso es que como son los mismos lectores los que convierten en reales los datos que son supuestos consumos, al final se van adelantando a los consumos reales haciendo verdaderos estragos en los costes de comunidades de propietarios enteras, ya que al certificarse como reales no se pueden reclamar fraccionamientos.

Contador de Gas natural.

El contador de la imagen corresponde a un cliente que ha recibido una lectura de 7236kWh en 2 meses. Según la lectura el registro anterior es de 15600 y el registado para su facturacion llega a algo mas de 22.000. Podemos observar que ni siquiera ha pasado el contador por el umbral de los 15600, por lo que está siendo victima de lecturas estimadas grávemente.

La situación se vuelve contra el cliente cuando llama para dar la lectura real. Cuando esto ocurre el cliente recibe al día siguiente un cargo en su cuenta sobre la lectura indicada, y a las pocas semanas otra del global del consumo. Suele ocurrir que se solapan los mismos kWh en las dos facturas, duplicando el gasto.

Denunciar ante consumo. NO pagues sin informarte.

Recomendamos que se reclamen los consumos registrados a futuros, estamos adelantando dinero por un servicio en el que el precio está variando cada día, y ellos están usando ese dinero para la compra masiva de energía en el Pool, de modo que es una doble ganancia para ellos. Sin tener que poner dinero, están invirtiendo en mercados en los que nosotros podemos ni soñar.

Por ellos debemos solicitar al distribuidor la normalización de las lecturas, y por tanto, el abono correspondiente sin esperar a la próxima factura. De lo contrario, la carrera por llegar a la lectura real será como la del perro que se persigue la cola. El contador nunca dejará de dar vueltas mientras seguimos reclamando.