Saltar al contenido

Parece que a Hacienda se le ha encendido una luz:

Todos hemos usado Wallapop como portal de gangas y para deshacernos de trastos que no nos hacen falta o que nos han regalado y no nos atrevemos a decir por qué. Lo cierto es que es una herramienta estupenda aunque habría que decir que cada vez que actualizan la App hay que volver a iniciar usuario y se te quedan colgados muchos mensajes de interesados en tus productos, con el consiguiente retraso de las oportunidades de ventas, si no tenemos en cuenta a Hacienda.

hacienda y wallapop
Carátula de Wallapop

En Wallapop se da preferencia a intercambios o ventas a personas cerca de tu ubicación, por lo que el coste medioambiental se reduce, haciendo que personas cercanas compartan cosas que pueden ser útiles a otros, quizá con es espíritu de los clásicos mercadillos de barrio donde todos se aprovechan de las cosas que vecinos y amigos ya no usan. También puedes encontrar gangas algo más lejos de tu ciudad, pero siempre están los envíos para solucionar eso. Incluso las mismas aplicaciones hoy día se encargan de ofrecer servicios de envío cuyos gastos se pueden negociar entre los participantes de la compra venta.

Y llegó Hacienda a Wallapop:

A Wallapop, a Ebay, a Milanuncios, Vibbo a todas las formas posibles de compartir cosas por internet. Pero esto no es una ley nueva. Desde hace mucho tiempo, es obligatorio presentar el modelo 600 como máximo 30 días después de cada venta, siempre y cuando se haya considerado la venta como un beneficio o incremento de patrimonio, es decir, si ha habido ganancias.  Y Claro, ahí es donde está el kick de la cuestión.

Vibbo
Vibbo tendrá que informar a Hacienda

Como sabemos, en estas plataformas existe un sistema de chateo entre particulares en el que se pueden intercambiar preguntas y respuestas de modo que además de compartir información sobre el producto o servicio, podemos con mucha prudencia, informar al interlocutor de nuestro teléfono móvil de contacto u otro medio como un correo electrónico, de modo que el resto de la conversación y un posible cierre del acuerdo se realice por un medio externo y por tanto no controlado por las Apps. La idea parece sencilla pero mucha gente prefiere no compartir el teléfono, o el correo. En este punto recuerdo que tanto por whatapp o telegram, o los simples sms o llamadas se pueden bloquear a contactos que luego de haber contactado con ellos, nos parezcan insolentes, o nos produzcan simplemente un exceso de tráfico.

Chismes en wallapop
Hacienda Chismes y wallapop

¿  y Hacienda como lo sabe?

En principio nuestras obligaciones como ciudadanos están en declarar a Hacienda los ingresos procedentes del trabajo, de ventas inmobiliarias, y de ventas mobiliarias, y en principio ahí es donde blandea la Ley.

"No Hay ninguna novedad";  Ha indicado el titular de Hacienda: Sólo recordar la obligación de tributar por la ley del Impuesto de Transmisiones patrimoniales. Por lo que en principio la interpretación de la ley quedaría en manos de un juez en caso de denuncia de hacienda, ya que si no es una  transmisión, sino una cesión de un bien, no debería tributar nada.

A través de los datos introducidos por los usuarios; Hacienda podría cruzar correos electrónicos con los que posee en su base de datos de quien presenta el IRPF por internet, o de quien reclamó por este medio. Es verdad. Estamos muy vendidos. Quizá la idea es sacar dinero de abajo, por que la pirámide se está secando arriba.

Recomendación:

Yo he vendido alguna cosilla por las redes sociales; de hecho he perdido dinero en todas las transacciones; ya que suelen ser objetos de alto valor en su compra y con los años se devalúan. No comprendo quien va a tasar esas compras; ni como calcular las ganancias si he vendido la gramola de mi abuelo a una boutique para decorar un escaparate. O si mis zapatos usados " Solo una vez" deberían deberían pisar la delegación de Hacienda; una vez que estén en los pies de otro.

Ruge Hacienda
Hacienda Ruge por wallapop

Contrapunto:

Quizás yo apuntaría la maquinaria de Hacienda a operaciones en las que se pagan con especie favores entre empresas o entre estas y entidades públicas con obras de arte, que deberían ser patrimonio de todos, o cuando se recalifican terrenos para que se puedan montar grandes centros comerciales que luego no sirven más que para achicar al pequeño negocio local de cada cuidad, por no acordarnos de corruptelas ya muy manidas y de mal aliento.

Ah! y si te ha gustado, ponme 5 estrellas, como en el Wallapop_!